Dudas diversas

 

  • Radiografías

Puede hacerse todas las radiografías que necesite. Incluso radiografías de tórax y mamografías. También puede hacerse ecografías, TACs y resonancias. Con o sin contraste. Ni las radiaciones ni los contrastes perjudican para nada a su bebé. Puede dar el pecho un minuto después de la radiografía, no hay ningún motivo para esperar más.

  • Se me cae el pelo

Es normal. Después del parto se cael el pelo durante varios meses, y luego vuelve a crecer. No tiene ninguna importancia, no tiene nada que ver con la lactancia, no se está quedando calva, no necesita tomar ninguna vitamina ni aplicarse ningún tratamiento caro.

  • Esmpastes dentales

Sí, puede empastarse un diente durante la lactancia, sin ningún problema. Claro que no es tóxico para el bebé (mucho más tóxico sería para la madre, que es la que lo lleva en la boca).

  • Teñirse el pelo

Sí, puede teñirse el pelo. No, no es tóxico (si lo fuera, se intoxicaría usted, no su hijo).

  • Miopía

Dar el pecho no agrava la miopía. No tiene nada que ver. Es un mito como la copa de un pino.

  • Cremas y productos de belleza

Cualquier producto cosmético cuya venta sin receta esté permitida en España se puede usar perfectamente durante la lactancia. El único “peligro” sería que al bebé no le gustase el sabor, así que por si acaso no se lo aplique en el pecho.

  • Rayos UVA

Los rayos UVA no son buenos para la salud. Pero no perjudican a la leche ni al bebé, sólo perjudican a la persona que los recibe.

  • ¿Cuándo seguirá un horario fijo?

Nunca. Los niños no maman con un horario fijo.

  • ¿Cuándo dormirá toda la noche de un tirón?

Es muy variable. Muchos niños duermen, al menos parte de las noches, hacia los dos o tres años.

Contraindicaciones de la lactancia materna

Existen muy pocos casos en que la lactancia materna esté verdaderamente contraindicada:

  • El sida
    Cuando la madre es portadora del sida, aproximadamente un 15% de sus hijos se contagiará durante el embarazo, y otro 15% podría contagiarse durante la lactancia. Ese porcentaje puede disminuir tomando ciertos medicamentos y dando lactancia materna exclusiva (completamente exclusiva, sin ni siquiera agua, y destetando de forma radical, de un día para otro, antes de empezar con las papillas). Pero, de momento, no es posible eliminar por completo el riesgo de contagio.
  • La galactosemia
    Es una enfermedad metabólica grave y muy rara. No tiene nada que ver con la intolerancia a la lactosa, una enfermedad digestiva leve. Los niños con intolerancia a la lactosa SI que pueden tomar el pecho.
  • Algunos medicamentos, como los que se utilizan en el tratamiento del cáncer (ver medicamentos y lactancia)

En muchos casos, por ignorancia, se le dice a una madre que no puede dar el pecho, cuando en realidad sí que podría.

Medicamentos y lactancia

Casi todos los medicamentos se pueden tomar durante la lactancia.

Por desgracia, en el folleto de muchos medicamentos dice, erróneamente, que están contraindicados, o usan expresiones que asustan (“No se ha demostrado su seguridad durante la lactancia”…). Muchas veces la madre desteta sin ninguna necesidad (y eso sí que es peligroso para el bebé), o deja de tomar el medicamento (lo que es peligroso para los dos).

No todos los médicos tienen buenos conocimientos sobre este tema, ni tienen a mano un buen libro de consulta. Si su médico le dice que no puede tomar ningún medicamento porque está dando el pecho, o que tiene que destetar, dígale: “Doctor, ¿por qué no me apunta en un papel qué medicamento tendría que tomar, y yo le consulto al pediatra si puedo tomarlo o no?”. A ser posible, que le apunte varias opciones, a ver cuál es la mejor durante la lactancia.

Además de consultar con su pediatra, puede encontrar información en varias páginas de internet:

Base de datos del Hospital Marina Alta de Dénia

Lactmed, monografías de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (en inglés))

Recuerde que usted siempre toma mucho más medicamento que el bebé. Lo que pasa a la leche no es más que una pequeñisima parte de lo que usted ha tomado. El peligro de efectos secundarios siempre es mayor para la madre que para el lactante.

Cualquier medicamento que se le pueda dar a un bebé sin peligro (paracetamol, ibuprofeno, amoxicilina…) se le puede dar también a la madre. Y la cantidad que pasa a la leche no es ni remotamente suficiente para tratar al bebé. Si ambos están enfermos, el lactante tiene que tomar su propio medicamento. Si un medicamento es tan peligroso que inclu

Problemas del bebé

 

  • Ictericia

La bilirrubina se elimina con las heces. Cuanto más caca hace, menos amarillo se pone. Y, como los bebés suelen hacer caca cada vez que maman, cuantas más veces al día maman menos peligro hay de ictericia. Los bebés con ictericia tienen que seguir mamando. Así lo explican en las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría, puede enseñárselas a su pediatra. También recomendaciones para los padres, en español.

  • Gemelos

Sí, puede dar el pecho a gemelos. Y a trillizos también. Encontrará mucha información y conocerá a otras madres que ya lo han hecho en Multilacta.

  • Síndrome de Down

A los bebés con síndrome de Down les va muy bien tomar el pecho (protege contra las infecciones). Pero también les cuesta un poco, por la hipotonía y la lengua grande. Tendrá que poner mucho cuidado en la posición. Y recuerde que nunca siguen las gráficas de peso, siempre son más pequeños que otros niños. Aquí tiene mucha información en inglés.

  • Diarrea

Los niños con diarrea necesitan agua, sales minerales y alimento. La leche materna contiene todo eso en la proporción ideal. Por eso jamás hay que interrumpir ni retrasar la lactancia. Déle el pecho con frecuencia. Si la diarrea es importante, además tendrá que darle una solución de rehidratación oral (de venta en farmacias). Vea las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría.

Bebés prematuros

Cuando una madre da a luz antes de tiempo, la composición de su leche durante un tiempo es distinta, más rica en proteínas y otros nutrientes.

Las defensas de la leche materna son especialmente importantes para el prematuro.

Al principio tal vez tenga que sacarse la leche para que se la den con sonda.

Más adelante podrá empezar a tomar el pecho directamente.

En muchos hospitales españoles ya se practica el método canguro: el prematuro, incluso con menos de un kilo de peso, se saca de la incubadora y se coloca todo el tiempo posible en contacto piel con piel con su madre.

Pida que le informen en su hospital. O bien, lléveles usted la información:

Red Internacional de Cuidados Madre Canguro

Artículo de Feldman y cols. en la revista Pediatrics, 2002

Artículo de Sontheimer y cols. sobre el transporte canguro, 2004 

Somos Mamíferos. Nils Bergman: http://www.youtube.com/watch?v=hDOpnCPoBg0 y http://www.kangaroomothercare.com/

 

 

Problemas de la madre

 

  • Anemia

Durante la lactancia se ahorra hierro, porque durante muchos meses no viene la regla. Si tiene usted anemia, le conviene dar el pecho, y cuanto más, mejor (además de tomarse el tratamiento que le hayan recetado, claro).

  • Diabetes

Las madres diabéticas pueden dar el pecho. La leche es completamente normal. La insulina no pasa a la leche. Muchas madres observan que, mientras dan el pecho, se controlan con menos insulina que de costumbre.

  • Hepatitis B

Si es portadora de la hepatitis B puede dar el pecho. Sin ninguna duda. Está demostrado que no se contagia por la lactancia. Además, si usted es portadora, a su hijo lo vacunarán nada más nacer (es importante que le pongan la vacuna antes de 24 horas, mejor antes de 12). Vea un artículo científico (en inglés).

  • Hepatitis C

La hepatitis C tampoco se transmite a través de la lactancia. Vea el mismo artículo científico en inglés. El número de obstetras australianos que decían (erróneamente) que las madres portadoras de hepatitis B o C no pueden dar el pecho disminuyó tras una campaña de educación. Pero todavía quedan bastantes médicos mal informados. Incluso en Australia.

  • Diarrea

Una madre con diarrea debe seguir dando el pecho. El microbio no se transmite por la leche (lávese bien las manos, eso sí que es importante); y si la madre tiene diarra, de algún sitio la habrá sacado. ¿No será que el agua está contaminada? Es el peor momento posible para destetar a un niño..

  • Hipertiroidismo

Puede dar el pecho normalmente. Los medicamentos antitiroideos no están contraindicados durante la lactancia. En algunos casos, el hipertiroidismo sin tratar hace que disminuya la producción de leche.

  • Hipotiroidismo

Puede dar el pecho normalmente. La hormona tiroidea que está tomando como tratamiento pasa a la leche, claro que sí. La leche de todas las mujeres tiene hormona tiroidea, es normal, y no le hace al bebé ningún daño. Tome el tratamiento normalmente. El hipotiroidismo sin tratar causa frecuentemente una disminución de la cantidad de leche.

  • Depresión

La depresión posparto es un problema frecuente. Hay muchos estudios publicados sobre el tratamiento de madres lactantes con antidepresivos, y se ha visto que la sertralina, la paroxetina, la nortriptilina y varios otros son completamente compatibles con la lactancia.

  • Epilepsia

Casi todos los antiepilépticos son plenamente compatibles con la lactancia. No deje de dar el pecho, y sobre todo no deje de tomar su medicación. Tener un ataque mientras lleva al niño en brazos, eso sí que sería peligroso.

Otros problemas del pecho

    • Pezones invertido

Aunque tenga el pezón invertido, su hijo podrá mamar igual. Porque, precisamente,el bebé no tiene que mamar  del  pezón  , sino agarrar un buen trozo de pecho.

    • Ingurgitación

Es decir, pechos tan llenos que duele. Se produce a veces en los primeros días, sobre todo si el bebé no mama (o no le  dejan mamar)lo suficiente. Para prevenirla, es importante dar el pecho con frecuencia desde el primer día.

Entre toma y toma, probablemente el frío seco (una bolsa de cubitos o de guisantes congelados, envuelta en una toalla) disminuirá las molestias. Pero justo antes de dar el pecho o de intentar sacarse leche, el calor húmedo (compresas con agua caliente, o meter el pecho en remojo) suele ayudar a que salga la leche.

Si el pecho está demasiado lleno, intente vaciarlo a mano o con un sacaleches. Pero, ¡ojo!, a veces el problema no es la leche retenida, sino la inflamación de los tejidos. Si ve que no sale leche, no siga insistiendo, porque se haría daño.

    • Candidiasis del pezón

Las cándidas son hongos microscópicos. Se creía que podían causar un intenso dolor en el pezón. La inmensa mayor parte de las infecciones que antes atribuíamos a las cándidas se ha visto que, en realidad, son causadas por distintas bacterias.

    • Fenómeno de Raynaud

Es una vasoconstricción (vasoespasmo) que puede afectar a los dedos, las orejas… y los pezones. El pezón se pone blanco, y luego azul (a veces acaba por ponerse rojo), y el dolor es muy intenso. Aumenta con el frío. Puede haber ampollas y úlceras. A veces es consecuencia de un problema previo (grietas por mala posición, por ejemplo).No fume. Evite el frío. Puede que necesite un medicamento. Muchos médicos no han oído hablar de este problema, puede imprimir este artículo científico  , y este otro  , y llevárselo.

    • Ampolla blanca de leche

También llamada «punto blanco en el pezón», es lisa y brillante, del tamaño de una cabeza de alfiler. Durante la toma duele mucho y a veces parece hincharse. En ocasiones se asocia con obstrucción de un conducto. El tratamiento consiste en pincharla con una aguja, mejor después de una toma, cuando está más grande. Tiene tendencia a recurrir. Después de pincharla, conviene hacer un masaje de la zona, y a veces es posible extraer una substancia espesa.

 

Mastitis

La mastitis es una infección del pecho.

Produce inflamación (es decir, una zona del pecho está roja, hinchada, caliente y dolorosa) y fiebre.

Pero la inflamación no siempre es mastitis. Puede tratarse de ingurgitación, obstrucción de un conducto o absceso. (otros problemas del pecho)

El tratamiento de la mastitis consiste en “vaciar el pecho” y tomar antibióticos. Ponemos “vaciar” entre comillas porque el pecho nunca está vacío del todo; quiere decir “vaciar lo que se pueda”: poner al niño a mamar a menudo, e intentar sacar la leche que quede retenida, a mano o con un sacaleches, unas tres veces al día.

Los antibióticos solos, sin vaciar el pecho, puede que no sean efectivos.

En la mitad de los casos, la mastitis se cura con sólo vaciar el pecho, sin antibióticos. Algunos médicos prefieren, si la madre no está muy grave, recomendar sólo el vaciamiento del pecho, y
esperar 24 horas. Si al día siguiente la fiebre ha desaparecido, es que se está curando. Si sigue con fiebre, se trata con antibiótico.

Hay que seguir dando el pecho. Aunque tenga mastitis, su leche no le hace daño al niño. El antibiótico tampoco le perjudica. Y destetar durante una mastitis es peligroso, porque al no vaciar el pecho puede producirse un absceso.

Aquí encontrará un documento de la OMS sobre mastitis  ( http://www.who.int/maternal_child_adolescent/documents/fch_cah_00_13/es/index.html). A lo mejor quiere imprimirlo y llevárselo a su  médico.

En marzo de 2014 se ha hecho la última revisión de la Academia Medica de Lactancia Materna, en inglés   ABM protocol mastitis march 2014

Grietas

La principal causa de las grietas en el pezón es la mala posición del bebé al pecho.

Otra causa puede ser un frenillo que no permite al bebé mover bien la lengua.

Si sólo agarra el pezón, hace mucha fuerza y causa dolor y grietas.

El tratamiento consiste en corregir la posición. Al tener la boca bien abierta y el pecho bien metido dentro, el bebé ya no aprieta sobre la grieta. El dolor casi desaparece, y la herida se acaba de curar en unos días.

No se necesita ninguna pomada. Las pomadas no sirven de nada si la posición sigue siendo mala.

En algunos casos las grietas se infectan, y hay que aplicar un antibiótico en pomada, o incluso tomar antibiótico por vía oral.

Las pezoneras tampoco solucionan el problema. En algunos casos el dolor de momento disminuye (en otros, ni eso, porque la pezonera roza con la grieta), pero la posición del bebé no mejora, sino que cada vez mama peor. Cuando se usa una pezonera, hayque volverla a quitar a los pocos días.

¿Y yo qué como?

Lo que quiera. Como siempre.

La dieta de la madre influye muy poco en la composición de la leche. Por supuesto, procure tomar una dieta sana. Pero eso es por su propio bien, no por el bien de su hijo.

    • Alimentos prohibidos

No hay ninguno. Puede comer ajos, puede comer espárragos, puede comer alcachofas. Por supuesto, a algún niño concreto podría molestarle el sabor de alguno de estos alimentos (no pasa nada, en unas horas desaparecerá el sabor). Pero a la mayoría les gusta el sabor, sobre todo si es algo que su madre come habitualmente (dentro del útero también les llegan los sabores).

    • Leche

Si le gusta la leche, tome. Pero no es obligatorio. Las vacas no toman leche. Alrededor del 15 % de la población española tiene intolerancia a la lactosa, y la leche les sienta mal.

    • Alimentos para tener más leche

 Por fortuna, no hay ninguno. Si lo hubiera, si de verdad determinado aliento pudiera aumentar la producción de leche… podría producir ingurgitación, y estaría prohibido durante la lactancia.

    • Agua

Beba lo que quiera, según la sed que tenga. No hace falta obligarse a beber una cantidad determinada. Dar el pecho suele producir sed.

    • Vitaminas y suplementos

Durante la lactancia en general no se necesitan suplementos de hierro (a menos que tenga anemia) ni de calcio.

Sí que es conveniente tomar suplementos de yodo, como el Yoduk, 200 microgramos al día. Las necesidades de yodo aumentan durante el embarazo y la lactancia, y sólo con la sal yodada no se cubren.

    • Café

Haría falta tomar muchísima cantidad para que afectase al niño. Si su hijo duerme muy poco, y si usted toma mucho café, mucho chocolate, mucha cola y mucho té, pruebe a pasarse al descafeinado.

    • Alcohol

 El alcohol pasa a la leche. Pero, tomado con moderación (máximo dos consumiciones al día) no perjudica al bebé. En cambio, durante el embarazo sí que es perjudicial cualquier cantidad de alcohol, por pequeña que sea.

    • Dieta vegetariana

La dieta vegetariana estricta (y la dieta ovolactovegetariana, si no toma cada día abundante leche y huevos) no tiene vitamina B12. No hay ningún vegetal que contenga vitmina B12. El alga espirulina, el tempeh, el miso, la jalea real, la levadura de cerveza… NO tienen vitamina B12. Es muy importante tomar suplementos de vitamina B12 toda la vida; y es especialmente importante durante el embarazo y la lactancia. Se han producido problemas neurológicos graves, incluso la muerte, en hijos de madres vegetarianas o macrobióticas que no tomaban suplementos. Recuerde que los médicos no suelen saber mucho sobre el vegetarianismo, y por tanto puede que no se acuerden de recomendarle el suplemento. Tiene que preocuparse usted. Encontrará amplia información, incluyendo dosis y marcas comerciales, en la web de la Unión Vegetariana Española